¿Necesitas ayuda?
Logo UNAD
Unad
Noticias
¿Necesitas ayuda?

Iniciar el proceso de lograr un título profesional en una Universidad como la UNAD, requiere la deconstrucción de los imaginarios, hábitos y formas de estar en el mundo para adaptarse a la educación virtual o a distancia.

Implementar esos pequeños cambios en el quehacer diario para lograr el éxito va mas allá de las simples rutinas, técnicas, trucos y hábitos; implica el desaprender falsas creencias, involucra un trabajo del psiquismo donde la exigencia personal forma la nueva actitud del ser del estudiante vinculado en un modelo cuestionado por muchos y avalado por quienes han tenido la vivencia de lograr interiorizar el resultado de los esfuerzos de todos los implicados en el sistema.

Mi experiencia personal dentro de la Universidad Nacional a Distancia -UNAD- ha tenido una gran carga psicológica, emocional, cognitiva y espiritual, pues muchas veces nos paralizamos cuando encontramos lo que hemos buscado durante años.

El sentarme simplemente en un campus virtual me evoca los fantasmas de la educación tradicional, despierta la resistencia, el miedo al fracaso, las falsas creencias que me impusieron y que terminé aceptando; no fui capaz de entablar relaciones horizontales con los tutores que estaban dispuestos a ayudarme, por esos arcaicos fantasmas de la educación tradicional que en mi caso particular, quienes jugaron el rol de maestros se convirtieron en verdugos de mi autoestima, de mi seguridad, de mi motivación a aprender e investigar.

Al ser parte de un modelo virtual y a distancia que aborda las personas desde la integralidad de lo humano, donde a pesar de la cantidad de estudiantes, sientes que la atención es personalizada, cálida, cordial y respetuosa de tus procesos, me asustó en un principio, pues no había encontrado esto en los métodos de educación formal.

Mi historia personal está cargada de hechos violentos y traumáticos no solo con los procesos de aprendizaje, de inclusión social o de auto aceptación; mi historia personal va más allá de ser un nombre de usuario y de la clave del campus virtual. Para no extenderme en este relato comparto un extracto de los ejercicios de autoconocimiento que realicé al tratar de cumplir con uno de los requisitos de los cursos que matriculé:

En mi diario escribí antes de comenzar a desarrollar las actividades del campus:

…“En este aquí y en este ahora dejo todo atisbo de autocompasión, exploro lo que no soy en mi interior, para encontrar salida y poder dejar de interpretar lo nuevo en mi vida desde lo viejo y lo doloroso de mis experiencias, deseo en lo más profundo de mi ser, dejar el conflicto eterno que no me permite aprovechar mi potencial…

Los trabajos a realizar me permitieron poner de manifiesto mis conflictos internos desde que era un niño y la desesperación de no poder hacer algo radical para superarlos y salir de ellos, aún sabiendo que son simples imágenes e invenciones mentales.

Al aproximarme con la más enérgica disposición a realizar la actividad de Herramientas Informáticas (uno de los créditos matriculados), tuve un gran bloqueo mental cuando trate simplemente de acercarme a entablar comunicación con el tutor para que me orientara en la actividad, entonces, decidí permanecer frente al computador hasta que  pude revelar mi estado mental.

Lentamente recobro la noción de estar intentando dar el primer paso para realizar una simple tarea, cierro el computador mientras me pregunto ¿Cómo puedo mejorar mis habilidades? ¿Cómo acallo lo que no soy para dejar que la pasión por aprender me guíe?...

Con este aparte participo a todo aquel que quiera escuchar lo que despiertan y movilizan en mí, las actividades cotidianas que exige el asumir el reto de ser parte activa de la UNAD.

El apropiarnos de la decisión de entrar en el mundo del ser, del saber, del hacer, de navegar entre habilidades, circunstancias, historias, para no desfallecer en la meta de tener un título, exige que venzamos nuestras falsas creencias, que nos esforcemos por evitar que el miedo al fracaso nos conduzca a él.

Sé que somos muchos quienes nos pusimos la meta de comenzar con este proceso y somos más los que nos aislamos, callamos nuestros más profundos temores y optamos por abandonar. Hoy elegí tener la valentía de compartir con todos, mis debilidades y decir con humildad que me es difícil realizar tareas que pueden ser insignificantes para muchos, dicho esto no como víctima, sino como alguien que descubre que el punto de partida de mis conocimientos y habilidades están en un lugar distinto al que yo creía o que me negaba a ver. Hoy acepto nuevamente con humildad que cuento con un equipo humano capaz de apoyarme en el camino de mi auto superación.

Deseo dar las gracias a quienes me acogen en esta familia y que con su trabajo conforman el engranaje de la institución, sus nombres destellan así no me refiera a ellos directamente; con indulgencia me permito expresar mi más profundo agradecimiento por su apoyo a mi consejera Nancy Cabezas Burbano, a mi líder local Adriana Valencia, a mi Tutor Mario  Fernando Rodríguez y al Director del CEAD Popayán Francisco José Muñoz, que para mí es “Pacho” quien con su apoyo me ayuda a construir la historia quen les he compartido.

 

Miguel Ángel Lara Hernández

Estudiante de Psicología - CEAD Popayán

Universidad Nacional Abierta y a Distancia UNAD
Sede nacional José Celestino Mutis: Calle 14 sur No. 14 - 23
PBX: ( +57 1 ) 344 3700 Bogotá D.C., Colombia
Línea nacional gratuita desde Colombia: 018000115223
Atención al usuario: atencionalusuario@unad.edu.co
Anticorrupción: anticorrupcion@unad.edu.co
Buzón de notificaciones
490 Sawgrass Corporate Parkway Suite 120, Sunrise, FL 33325
Florida, Estados Unidos
Contact us
Phones ( +1 954 ) 389 2277
Toll Free (+1 877 ) 385 5124

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional

Atención al usuario | Política de privacidad | Mapa del sitio | Política de Tratamiento de Datos Personales

Última actualización ( 2020-02-28 ) © Copyright UNAD 2020