Logo UNAD
Unad
Noticias

Como ya es tradicional desde 2004 (con un receso de dos años, por la pandemia) la Comunidad Unadista se reunió presencialmente, en todas las ocho zonas en que se encuentra organizada la Universidad en el país.

Desde febrero pasado, y por más de dos meses, tuve la posibilidad de reunirme en encuentros académicos con directores de zona, directores de centros, fractales responsables de las funciones misionales de la Institución, directivos nacionales, estudiantes, egresados y docentes de cada una de las regiones del país. En Restrepo (Meta), con la Zona Amazonía y Orinoquía; en Paipa, con la Zona Centro Boyacá; en Puerto Colombia, con la Zona Caribe; en la capital del país, con la Zona Centro Bogotá y Cundinamarca; en Bucaramanga, con la Zona Centro Oriente; en Cali, con la Zona Centro Sur; en Medellín, con la Zona Occidente, y en Rivera (Huila) con la Zona Sur y, de forma virtual, otros cientos más de unadistas desde cada uno de los 65 auditorios regionales y de la sede nacional que participaron en el desarrollo de las diferentes agendas programadas para cada zona.

Ocho encuentros, 16 intensos días y más de 200 horas de conversación con más de mil líderes Unadistas que llevan, y traen, la Universidad y su espíritu al 95% del territorio nacional, porque somos la única Universidad colombiana con esta cobertura.

 MG 6837

La UNAD también fue la única universidad que nunca suspendió, en pandemia, sus actividades. Una de las ventajas de la virtualidad que, tan bien, dominamos, y gracias a dichas interacciones mediáticas, pudimos seguir creciendo y, además, demostrarle al país nuestro compromiso con la calidad, ratificado el pasado 29 de diciembre, con la obtención del máximo reconocimiento que alcanza una Universidad en Colombia: La acreditación institucional de alta calidad.

Los encuentros, que tradicionalmente hemos identificado como “despliegues”, nos permitieron, además de solidarizarnos con nuestros amigos y familia Unadista por los seres queridos que nos dejaron en estos dos años, acercarnos físicamente, abrazarnos, regocijarnos por la acreditación y el crecimiento de la Institución (entre 2.020 y 2.022 la UNAD aumentó en cerca de 50 mil estudiantes) y, sobre todo, recargar energías para confirmarnos en nuestra pasión: Llevar más UNAD, con más calidad, a más colombianos y soñar, con los pies en la tierra, que es posible seguir creciendo, ampliar las fronteras y extender, al ámbito internacional, el reconocimiento obtenido en calidad.

Debo, también, expresar mi complacencia por la calidez, alegría, energía, optimismo, solidaridad, pertenencia, creatividad y amor de patria que sentí en todas las zonas; por el liderazgo de los directores con sus equipos, y por el orgullo, que a veces nos hace temblar la voz y erizar la piel al conocer maravillosas historias de vida de cómo la UNAD ha sido un motor para transformar la existencia de miles de los miembros de nuestra comunidad. Gracias a todos quienes nos acompañaron, a quienes desde un corazón puro y humilde nos dieron su testimonio y se comprometieron a seguir trabajando por la educación superior de este país, y a buscar la forma para que los colombianos que aún no han podido tener acceso a una educación de calidad, pertinente, oportuna, económica y de impacto social, lo tengan.

Estos despliegues estratégicos también son uno de los múltiples escenarios de construcción colectiva, planeación y dirección de la Universidad. Al fin y al cabo, esa es una de las claves disruptivas propias y únicas de una organización educativa legítimamente nacional que hoy es reconocida como Mega Universidad: La participación colegiada encabezada por los representantes estamentarios de los Consejos Superior y Académico, las representaciones de todas las regionales, el trabajo intelectual, los argumentos y la construcción a partir de las ideas. Y eso sí que se ve en la UNAD. No hay otra universidad colombiana en la que sus directivos compartan, reciban inquietudes y sugerencias y respondan, en vivo, las observaciones y hasta críticas de su comunidad universitaria, con este rigor y entrega.

En los despliegues Unadistas, todo egresado, estudiante o docente que ha querido participar, presencial o virtualmente (para quienes se les ha complicado el desplazamiento) ha podido expresar sus opiniones. Aun cuando se dan casos en los que los directivos de la Universidad no están de acuerdo con ciertas situaciones o críticas, todas estas son escuchadas con detalle y respondidas respetuosa e inmediatamente.

WhatsApp Image 2022 03 31 at 3.09.03 PM

Un compromiso con nuestra mejora continua

Vamos más allá de regocijarnos con la acreditación institucional de alta calidad por los próximos cuatro años, pues estar ubicados en el top de las mejores universidades colombianas nos obliga a elevar nuestros niveles de exigencia, de calidad y de servicio a nuestra comunidad. La perfección no se satisface con el cumplimiento de estándares sino con la identificación y eliminación de los baches que deja el camino, y mientras que en la UNAD presenciemos cualquier queja en el servicio, en la pronta atención y respuesta a las necesidades e inquietudes de nuestra comunidad, nuestro trabajo deberá intensificarse.

Y debemos reconocerlo: tenemos fallas como toda comunidad humana: El reproceso, la dilación en las respuestas, los trámites excesivos, los conductos administrativos innecesarios o, incluso, los vacíos en alguna norma, no permiten que seamos tan ágiles, precisos y serviciales como quisiéramos. Esto nos debe significar volver a pensar los problemas desde cero, apartarnos de prejuicios o, incluso de excesivos paradigmas disciplinares y desarrollos tecnológicos, para voltear la mirada a lo simple, lo práctico y urgente... a lo que nuestros estudiantes y docentes necesitan y esperan de nosotros.

La UNAD, como conglomerado humano, no es perfecta, pero sí perfectible sobre todo cuando de comparar servicios con otro tipo de organizaciones a las que accedemos cotidianamente debemos entender que, al servir a nuestros estudiantes, egresados y demás usuarios de nuestros programas debemos brindar lo mejor de nosotros mismos. Y ese ha sido un compromiso de todos los líderes de la organización. Revisar, ajustar, cambiar y mejorar la atención y respuesta a las peticiones de nuestra comunidad. La UNAD de mayor calidad (incluso más allá de la reacreditación institucional) será aquella que no sólo mantenga sus altos estándares de desarrollo académico, sino la Universidad que brinde buenas experiencias a todos los que a ella ingresen en búsqueda de un programa o servicio; autodefiniéndonos como una Universidad orientada a procurar el bienestar de la gente para servir con calidad y calidez a cada momento y por siempre.

Así, desde hoy y hacia adelante, las agendas y decisiones en cada consejo, comité, sala, o como le llamemos a nuestra oportunidad de reunirnos, deben ser revisadas bajo este interés. Los encargados de cada tema no deben ser simples intermediarios recolectores para transmitir la información, sino gestores analíticos de la misma para tratar solo aquellos aspectos que realmente sumen al propósito de aportar a la mejora continua de los diversos sistemas que marcan la dinámica Unadista.

WhatsApp Image 2022 03 16 at 9.56.24 AM

Nuestro proyecto para los próximos doce años

Institucionalmente nos hallamos en la fase definitiva de la ejecución del Plan de Desarrollo 2019-2023, denominado “Más UNAD, más País”, del cual ya hemos cumplido, y superado, varias de las propuestas macro, relacionadas con crecimiento, proyección, cobertura, calidad e internacionalización, entre otros.

Y aunque sólo llevamos menos de cinco meses acreditados institucionalmente, ya iniciamos el camino hacia la reacreditación, que deberá darse a finales de 2025.

Dicha reacreditación no es un ejercicio documental previo a la finalización de los cuatro años del reconocimiento inicial. Demanda, desde ya, comenzar a implementar acciones en aquellas áreas en las que tenemos oportunidades de mejora.

Además, el Consejo Nacional de Acreditación CNA, cuyos pares académicos visitaron la UNAD y recomendaron al Ministerio de Educación Nacional la acreditación, sugirieron, entre otros aspectos, que la Institución debe tener una proyección institucional por los próximos 12 años, de tal manera que, por encima de los planes de desarrollo cuatrienales, e incluso los próximos periodos rectorales, debe configurarse un compromiso de todos nosotros para analizar, proyectar, ponernos de acuerdo y definir el norte al que, como Universidad, debemos apuntar para el año 2034.

Por ello, eso también lo trabajamos en los despliegues estratégicos. Gracias a las ocho zonas por los ejercicios metodológicos previos, de prospectiva, análisis de potencialidades, aliados, oportunidades de mejora, benchmarking y consolidación regional, en simulaciones que, entre las zonas, los vicerrectores, los gerentes, los decanos nacionales y los directores de programas, entre otros muchos más, trabajaremos conjuntamente en un gran encuentro nacional que haremos en junio próximo, para definir el camino de mediano plazo, y con la participación de estudiantes, docentes y egresados.

Les reitero mi agradecimiento a todos Ustedes. Por favor, siéntanse, aún mucho más, orgullosos de ser Unadistas. El volumen de trabajo, las responsabilidades con nuestra comunidad (más de 170 mil estudiantes, 130 mil egresados y casi medio millón de aspirantes por periodo) a veces no nos permiten tomar distancia, pero los pares externos, las cifras, los expertos, los testimonios y el tiempo confirman que la buena voluntad, la cualificación profesional y, sobre todo, la pasión y el amor por este proyecto educativo, da muchos más frutos de los esperados.

¡Mil Gracias!

 

Atentamente

Jaime Alberto Leal Afanador

Rector

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional - SNIES 2102
En Bogotá D.C. (Colombia) Tel: (+57)(1)375 9500  Línea gratuita nacional: 01 8000 115223

Universidad Nacional Abierta y a Distancia UNAD de Colombia - © Copyright UNAD 2022

Síguenos en: